Criterios para orientar un proyecto digital en un contexto formativo

Generalmente, cuando se piensa en el desarrollo de un proyecto formativo se tienen en consideración etapas como planificación, diseño, implementación y evaluación. Pero, antes de llegar a ese punto, es importante orientar el proyecto, es decir, considerar las particularidades que lo diferenciaran y la forma en que este se adapta a la situación específica. Sin una orientación adecuada, clara y específica, el proyecto puede desorientarse o perder coherencia.


Partiendo de este hecho, y aunque es complicado rastrear investigaciones que hayan puesto a prueba estas acciones, diversas experiencias que pueden encontrarse a través de la web señalan que para orientar adecuadamente un proyecto digital es necesario considerar las siguientes variables:




Adecuación


La adecuación es el aspecto más general y de cierta forma introduce a los demás. Este se refiere a la forma en que el proyecto se adapta a las necesidades del contexto de aplicación. Para considerar dicha adecuación se pueden tomar como referencia factores como la institución donde se construye, la comunidad a la que va dirigido, el marco legal que lo encierra, entre otras.




Idoneidad


En lugar de aplicar el proyecto a todo el programa de forma indiscriminada, la idoneidad plantea la necesidad de buscar los espacios de currículo donde un proyecto de este tipo puede ser particularmente útil. Esta utilidad puede significar que la digitalización es capaz de potenciar ciertos aspectos del currículo o que resulta significativo para salvar carencias específicas a través del componente digital.




Prioridad


El hecho más común cuando se pretenden implementar este tipo de proyectos es que su desarrollo sea progresivo. Es muy difícil contar con el tiempo y los recursos, incluyendo las personas, con las cuales aplicarlo a todo el currículo al mismo tiempo. Es aquí cuando entra en juego la prioridad. Resulta importante establecer un orden de aplicación para las diferentes etapas del proyecto en función de los resultados que puedan generar; lo que se vincula estrechamente con el punto anterior.




Necesidad


Muchas veces el diseño e implementación de un proyecto digital está vinculado a un interés por mejorar las condiciones actuales de un currículo educativo, pero también es muy común que esta iniciativa nazca a partir de una necesidad existente. Por ejemplo, puede ocurrir que los alumnos pierden motivación, lo que impulse la migración hacia medios digitales para enfrentar ese problema. De la misma forma, pueden manifestarse situaciones puntuales que requieren un proyecto de digitalización como ocurrió con la pandemia de COVID-19.




Una mano que toca una pantalla con botones, videos y textos.
Tablero de contenidos interactivos. Dibujo del autor.

Interactividad


La interactividad es una de las mayores bondades de los proyectos digitales en comparación con los tradicionales. En este sentido, es un elemento del cual se debe sacar provecho. Hacer un video que solo repite lo que el profesor hace en clase o solo proyectar en la pared lo que antes se escribía en el pizarrón, servirá solo para cambiar superficialmente las formas. Es necesario ir a fondo y sacar provecho de la interactividad de los medios digitales en función de enriquecer el proceso formativo.





Transferencia


Aunque la manera en que vivimos actualmente incorpora un gran número de elementos digitales, seguimos existiendo en un mundo real, no virtual. Por esta razón, la implementación de proyectos digitales en la educación tiene que cuidar de no mostrarse como un escenario ajeno, extraño para los alumnos. Por esta razón, los contenidos que se manejen deben ser fácilmente transferibles a la vida cotidiana, incluyendo su intensa interacción con el mundo digital, en función de facilitar el aprendizaje.



En pocas palabras, para orientar apropiadamente proyectos digitales en el ámbito educativo es necesario considerar ciertos conceptos claves que, aunque aquí se han revisado rápidamente, son conceptos complejos que deben cuidarse con atención. Ninguna lista es completa y siempre habrá consideraciones específicas para cada contexto, pero, si se toman en cuenta estos puntos, seguramente se puede mejorar el resultado de los proyectos digitales que se deseen desarrollar ¡Éxito!


1 view