• Fabio Capra Ribeiro

¿Formando ciudades?



El 14 y 15 de julio se celebró en la Bienal de Venecia la Conferencia Shaping Cities que podría traducirse como formando ciudades. En ella se presentó un grupo realmente interesante de profesionales, profesores, políticos, etc., un esfuerzo principalmente organizado por la London School of Economics a través de su iniciativa LSECities. Toda la información al respecto e incluso los videos de las conferencias y debates se encuentran en urbanage.lsecities.net. A partir de esta experiencia, abordan a continuación algunos fragmentos presentados por los protagonistas de esta jornada, para fomentar el interés, la discusión y dejar las conclusiones a criterio del lector.

Para comenzar -y seguir durante este artículo- hay que tener presente que la población mundial espera duplicarse entre el 2020 y el 2050. La urbanización asociada a este aumento desmesurado ocurrirá en un 98% en países en vía de desarrollo, a los cuales se les debe convencer (¿desde el primer mundo?) de crecer o desarrollarse de una manera muy distinta a como estos lo hicieron (Joan Clos, Director de ONU-Habitat); básicamente porque el planeta y sus recursos no serán capaces de soportar semejante estrés. Adicionalmente, es necesario tener en cuenta que a principios del siglo XIX el 80% del crecimiento urbano mundial era oficialmente planeado, mientras que a principios del siglo XIX este número cae al 50% (Joan Clos, Director de ONU-Habitat).

A esta difícil ecuación hay que sumar que, mientras la población urbana crece un 100%, la huella de las ciudades aumenta entre un 200-350% (Shlomon Angel, NY University), lo que deja en evidencia la increíble suburbanización de la que somos protagonistas. Sobre esta relación asimétrica, los expertos tienden a recomendar la densificación de las ciudades y así evitar este desenfrenado consumo de superficie y ecosistemas. Aunque existe este acuerdo generalizado de densificación para ser más eficientes, hay poco consenso en cómo hacerlo. Las ciudades que han implementado fórmulas de contención del crecimiento de la mancha urbana ahora son impagables (Shlomon Angel, NY University) como Londres y Seoul. En lugar de prohibir la suburbanización, hay que ofrecer algo más (Enrique Peñalosa, Alcalde de Bogotá).

Una perspectiva como esta es factible siempre y cuando se trate de una verdadera densificación de personas y no solamente de torres y centros comerciales. Ya que antes "si era denso era urbano" pero ahora puede pasar lo contrario, se des-urbaniza (Saskia Sassen, socióloga). Los inmuebles de las ciudades se convierten en objetos de inversión de grandes empresas que esconden el nombre de sus verdaderos dueños, quienes jamás ocuparán los espacios comprados.

¿Será que este escenario -de intenso y complejo crecimiento- representa una oportunidad? ¿Poder diseñar el futuro de las ciudades que crecerán más en treinta años de lo que lo han hecho en toda su historia? ¿O la idea de la oportunidad será todo un cliché?

Si no cambiamos nuestra fórmula de desarrollo en los próximos 5 años, no podremos mantenernos por debajo de los 2ºC de aumento de la temperatura global. 5 años son prácticamente un período político (José Castillo, a911). Tal vez las próximas elecciones, sea donde sea que usted se encuentre, serán especialmente importantes.


12 views

Share your email to receive an article twice a month

​© All rights reserved